Lady Isabella

28.04.2017 09:49

No voy a decir que esté como en su primer día, pero Lady Isabella se conserva extraordinariamente bien para haber superado de largo su primer siglo y medio. Otra lady, Lady Dundas desveló el 27 de septiembre de 1954 una placa para conmemorar su primer centenario. Lady Isabella es, ni más ni menos, una enorme noria de 22 metros de diámetro y casi dos de ancho, que fue empleada para bombear el agua de las minas de Laxey.

Y Laxey es una pequeña población de la costa oriental de la Isla de Man. Durante años vivió de las capturas de su flota pesquera, próxima a la veintena de embarcaciones. Mientras los hombres salían a la mar, las mujeres ganaban un sobresueldo blanqueando sábanas. Hasta que en 1780 se descubrieron en la parte alta del valle los yacimientos de minerales. Durante años se extrajo de ellos plomo, cobre, zinc y plata, llegando en la segunda mitad del siglo XIX a ser la mayor productora de zinc de las islas británicas. Varías compañías mineras se encargaron de la obtención y procesado de los minerales hasta que en 1849 George Dumbell se hizo cargo de la dirección de la empresa, por entonces la Laxey Mining Company. El agua que se filtraba en las vetas de mineral e inundaba las minas dificultaba enormemente la extracción de los minerales y había de ser achicada costosamente fuera de los túneles. Dumbell contrató a los ingenieros Richard Rowe, procedente de las áreas mineras de Cornwall y a Robert Casement. Casement diseñó la gran rueda, la cual fue inaugurada, con gran pompa, el verano de 1854 y recibió el nombre de Isabella por la esposa del entonces gobernador, Charles Hope.

La noria emplea la fuerza del agua canalizada procedente de las colinas para bombear el agua del interior de las minas desde una profundidad de dos mil metros. A diferencia de otras zonas mineras, en Man no hay carbón, así que se desestimó el uso del vapor como fuerza motriz para efectuar el bombeo. En cambio no falta agua. Parte del material extraído se procesaba en las instalaciones del mismo pueblo, separando el barro de las vetas de mineral. Aquí se daba trabajo a mujeres, niños y hombres mayores. El trabajo no era tan duro como en el interior de las minas pero los turnos eran más largos. El plomo y el zinc se transportaban a Swansea, en Gales, para ser refinados.

Los tiempos del zinc y de la plata acabaron en 1929 con el cierre de las minas. Hoy, aun queda algún barco pesquero, una factoría que fabrica pipas para fumar está especializada en el acabado en sepiolita, el material llamado espuma de mar. Las mujeres que antes blanqueaban colchas tejen jerséis y otros productos de lana que compraran los turistas que llegan a la zona.

Lady Isabella, o la Great Wheel of Laxey, como también se la conoce, se puede visitar. Ascendiendo los 95 peldaños se llega a la pasarela superior desde donde se contempla una magnifica vista del valle con el pueblo al fondo. A nuestros pies las rojas tablas de la gran rueda giran y giran y giran, como reza una canción popular.

© J.L.Nicolas

 

Ver más fotografías